Hoja de ruta: Londres (parte II)

Aninka TokosViajera Frecuente4 Comments

Luego de haberles contado en el último post mis tres recomendados para pasear en esta ciudad que todo lo tiene y nada le sobra, ahora le toca el turno a dos actividades favoritas en cualquier viaje: comer/tomar y comprar. Lo interesante de Londres es que nunca cansa ya que cuenta con opciones para todos los gustos y además constantemente se está renovando, razón por la cual volver una y mil veces (¡ojalá tantas!) es un gran plan para tener en cuenta.

Vamos a empezar con las compras. Acá tengo que ser honesta con ustedes: no tengo EL dato para compartir. Generalmente me muevo entre low cost y mainstream (canchereo con las palabras, ja!) por lo que voy derechito a esos lugares que no me fallan. H&M, Primark y Zara encabezan mis favoritos y contrario a lo que mucha gente me ha dicho -o que he leído- absolutamente todo lo que me compré en estas tiendas es de buena calidad. En H&M y Primark mi objetivo son las camisas. Son 100% acrílico y mientras las uso tengo estática hasta en el alma pero además de que las meto en el lavarropas, no se desgastan y más encima no requieren plancha, ambas marcas tienen una gran variedad de modelos para elegir así que me lleno de comodines para el día a día. Cuando voy a Zara, en cambio, busco de todo: pantalones, jeans, zapatos, sacos, abrigos y accesorios. Las prendas más lindas que tengo son de todas estas marcas así que no puedo más que recomendarles que les hagan una visita. Si quieren que sea más detallista, me gusta comprar en los locales de Oxford Street y de Regent Street. Allí confluyen todas las tiendas que nos podamos imaginar y también encontrarán dos favoritas locales: New Look y Next.

Aprovechando que hablé de camisas, un dato para ellos es la calle Jermyn Street que es casi exclusiva de indumentaria masculina. Hay galeras, sacos cruzados, smokings y zapatos (todo muy de estilo british) pero lo que se destaca para el consumidor que no suele andar de bombín y bastón son las camiserías. Por ejemplo, en Charles Tyrwhitt y T. M. Lewin siempre tienen ofertas como 4 camisas por 100 libras (unos $5500) y son a elección del cliente. La variedad impresiona, tanto es así que los caballeros se toman una largo rato para decidir su compra (¡hola, Diego!). Las hay con distinto cuello, doble puño o puño simple y en diferentes cortes según estilo y tipología corporal. Y ojo al piojo que mientras nos toca esperar también podemos chusmear la colección femenina. No todo es un moplo 😉

Saqué esta foto medio precaria en 2014 y no sabía que volvería varias veces a este paraíso de las camisas
Indumentaria para caballeros en Harrods

Dos lugares encantadores a los que tienen que ir: Harrods y Fortnum & Mason. Ambas son tiendas por departamento pero de lujo y cuentan con productos de marca propia como de otras marcas. Si el presupuesto no les da para carteras de diseñador u obras de arte, regálense algo cosmetible como té, mermelada o algún paté. Hay muchos sabores para elegir y los precios no atentan contra el resumen de la tarjeta. La última vez que fuimos a Londres estábamos próximos a nuestro aniversario así que Diego me regaló un perfume que conocí en Fortnum & Mason y me dejó trastornada cuando lo sentí. Al respecto, ambas tiendas cuentan con una selección de perfumería fuera del circuito tradicional. Aromas exclusivos, combinaciones únicas, marcas raras… es un camino de ida (pero ahí sí lleguen con la billetera provista).

El sector de perfumes en Fortnum & Mason

Después de un día full compras dan ganas de salir a tomar algo, no? Por eso ahora es el turno de las recomendaciones para relajar, brindar y agasajar al estómago. En Londres tenemos que partir de la premisa de que no existe un tipo de comida bien propia. Es una ciudad que se nutre de los sabores de países de todo el mundo y por eso siempre van a encontrar una gran variedad de platos para probar. A pesar de ello, sí hay un plato típico y ese es el “pie”: algo así como un jugoso pastel relleno con carne, rodeado por un caldo espeso (también a base carne) y acompañado por puré y en algunos casos también por arvejas y zanahorias. En todos los pubs de la ciudad los sirven y vale la pena probar uno porque son riquísimos. Como anécdota, el año pasado nos alojamos en una zona alejada del centro (Pimlico) y un día salimos a recorrer los alrededores a la hora del almuerzo. No encontrábamos nada y más encima nos metimos en una parte con construcciones, bastante poco turística. En una esquina asomó un pub y nos metimos sin pensarlo; no estaba ni el loro y parecían trabajar a media máquina pero cuando nos trajeron el pie nos sorprendieron porque era delicioso. Aún en el lugar menos transitado y en el pub más escondido podemos encontrar un plato inolvidable.

Las salchichas también son un imperdible en Londres. En un pub o en un mercado, en formato pancho o al plato, es un producto que merece nuestros aplausos. Una de las veces que estuvimos en Borough Market (un super recomendado) andábamos sin efectivo encima ya que preferimos siempre pagar con débito y evitar monedas y billetes. En este mercado hay un montón de puestos para elegir dónde comer pero nosotros sabíamos que queríamos un super pancho. Cuando nos avisaron que aceptaban sólo efectivo no lo pensamos dos veces: salimos del mercado, encontramos un cajero y sacamos dinero por primera vez en el viaje. Es más, creo que fue la única vez que pasamos por el cajero.

No hace falta que me avisen: me estoy olvidando del momento del brindis. En realidad lo dejé para el final porque les voy a recomendar un único lugar que es mi preferido casi absoluto (me faltan mil por descubrir). Se llama Bar Américain y está dentro de Brasserie Zédel. La estética general es Art Decó y el bar es simplemente perfecto. Con una atmósfera íntima y de estilo años 20, este lugar es perfecto para tomar un cocktail de autor o irse derecho a un clásico Negroni o a una copa de champagne. No es barato pero sí gustan de tomar una copa privilegiando el lugar, el expertise del personal de barra y la calidad de los ingredientes, el Bar Américain no los va a defraudar.

Negroni acá y en cualquier parte del mundo
¡Quiero volver!
Algo del interior de Zédel. Tengo un montonazo de fotos pero no quiero que este post sea un álbum fotográfico.

Me quedaron algunos otros lugares para compartir con ustedes así que quizás más adelante salga una tercera Hoja de Ruta. Por ahora les sugiero se queden con estos datos así los suman a sus pendientes por conocer o repetir. Si estuvieron en Londres, ¿qué otras recomendaciones agregarían? Confieso que me dieron ganas de teletransportarme y cerrar este domingo bajo la lluvia londinense. Por ahora me quedo con los recuerdos y el clima inestable que tenemos hace días por acá.

4 Comments on “Hoja de ruta: Londres (parte II)”

  1. Anin tus posts de Londres tienen una pluma perfecta. Me contagiaste tus ganas de teletransportarte y confirmé que esa única vez que fui no es suficiente. Noa queda mucho por conocer en algún próximo viaje en el que seguro dedicaremos una semana. Una pregunta sería: cuál es el tiempo recomendado para conocerlo bien y sin andar a las apuradas de aquí para allá? Una semana?
    Copio lugares recomendados para esa oportunidad! Nos seguimos leyendo…

    1. Gracias por los halagos, Lau. Me alegra contagiar mi amor por Londres ♥
      Creo que para disfrutarla y conocerla, entre 4 y 6 días son suficientes. Alguna vez me quedé una semana y si bien me encantó, es tan grande Europa que mejor repartir días en varias ciudades.
      Beso grande!

  2. Ese exhibidor de perfumes de Fortnum& Mason es un sueño! De esa casa amo sus tés. Sueño con conocer Harrod´s. Tengo la impresión que si entro no salgo más. Mi papá vino de ahí el viernes (recorrió aparte toda Escocia) y me trajo una lata de té color cobre de Harrod´s y un té de Bath.

    1. ¿Viste lo que es? Salís del ascensor y te encontrás con eso y es el cielo de los perfumes.
      Me traje té y un chutney pero debería haber comprado más porque esas cosas ricas se consumen rápido.
      Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *