Hoja de ruta: Londres (parte I)

Aninka TokosViajera Frecuente8 Comments

Me encanta viajar. Cuando era más joven no le daba tanta importancia porque la mentalidad que tenía era otra y mi forma de ver el mundo también. Además el presupuesto con el que contaba era limitado: fueron los años del CBC y el principio de la carrera como de la actividad laboral. Es raro pero siento que esa época fue hace mil años…

Cuando con Diego nos animamos a viajar más allá de los destinos a los que ambos estábamos acostumbrados, algo se despertó en nosotros; como una especie de adicción controlada. Aruba fue el primer lugar WOW al que fuimos y desde ese momento no paramos. Y digo “adicción controlada” porque no somos locos y cada vez que nos dan ganas de armar valijas nuevamente, comienza un proceso de buscar ofertas en vuelos (según destino, fecha y aerolínea) así como de anticiparnos lo más que podamos para que el fin de las cuotas sea cerca del día de partida. Admiro a las personas que se arman un itinerario con 5 escalas de 40 horas con tal de ahorrar dinero; o que se alojan en los suburbios de una ciudad porque el precio es conveniente. Yo no puedo: a esta altura de mi vida, si voy a viajar intentaré que sea lo más cómoda posible y es por ello que la anticipación es fundamental.

En 2014 fue nuestra Luna de Miel y cambiamos Caribe por Europa ya que Diego había vuelto fascinado de un viaje unos meses antes y su intensidad pudo más. Menos mal que así fue porque ni bien pisé Londres quedé enamorada. Hay un antes y un después luego de un viaje a Europa y esto sin menospreciar el lugar donde vivo; pero existe tal progreso y tantos paisajes novedosos que es imposible no quedar anonadado. Tal es así que luego de ese viaje volví a Londres durante 4 años consecutivos y si bien decidimos ignorarla en enero de este año (“¡conozcamos otra cosa de Europa!”), hoy quiero volver a recorrerla porque la extraño y porque, aunque suene romántico, hay ciudades donde nos sentimos tan a gusto como en casa.

Té con leche y el Támesis atrás ♥

Por si ustedes tienen ganas de conocer Londres, volver a disfrutarla o simplemente recopilar datos por si algún día les preguntan, en esta Hoja de Ruta les contaré mis favoritos en tres categorías: paseos, comer & tomar y compras.

Paseos

En Londres se puede hacer de todo pero me voy a detener en tres paseos que disfruté mucho. El primero fue conocer Canary Wharf llegando con el River Bus que son embarcaciones que viajan por el río Támesis y podés pagar con la tarjeta Oyster (tipo SUBE). Lo divertido de esto es movernos por el río, admirando la ciudad y de paso haciendo algo distinto a lo que solemos hacer (porque por subte también se puede llegar pero ¿no es más original hacerlo en catamarán?). Canary Wharf está a tres estaciones de London Bridge City y es un distrito urbano y prolijo. La verdad es que no tiene un gran encanto pero la idea fue movernos por la ciudad a través del río.

Estaba nublado pero ¿cuándo no es así en Londres?

En nuestro primer viaje hicimos un par de walking tours por la ciudad y uno temático que vale la pena recomendar. Se trata del tour de Jack El Destripador que más allá del horrible currículum de Jack, lo que se destaca es conocer al Londres antiguo, cómo vivía la gente y cómo eran sus calles. Este tour cuenta con guía de habla hispana y es nocturno así que la experiencia es más que recomendable.

Esta foto la saqué en el Borough Market pero queda bien en el contexto de Jack El Destripador

Finalmente, una obviedad: conocer ciudades cercanas. Como les decía más arriba, las recomendaciones de Londres abundan por lo que de ir seguro pasarán por el British Museum, caminarán por Hyde Park y Regent’s Park, verán algún musical en el West End y se sacarán fotos en el Palacio de Buckingham luego de admirar el cambio de guardia. Cuando hayan hecho todo eso, vayan temprano a la estación de Paddington y saquen un pasaje en tren a una ciudad cercana. Nosotros, por ejemplo, conocimos Oxford y a pesar de que fuimos un domingo a las 16 horas (porque en vacaciones se duerme hasta tarde, ¡no se negocia!) la pasamos bárbaro.

El comercio había cerrado a las 17 horas pero eso no nos impidió conocer la ciudad

En un próximo post les hablaré de mis recomendaciones para comer y comprar en Londres porque no quiero que éste me quede demasiado largo. Antes de despedirme les pregunto: ¿conocen la ciudad?, ¿qué paseos recomiendan?

Prometo no dejar que pasen dos semanas antes de un nuevo post… ¡de verdad! Nos leemos pronto 🙂

8 Comments on “Hoja de ruta: Londres (parte I)”

  1. Soy un caso de estudio. Con los años desarrollé un miedo al avión creciente y espantoso. Cuanto más miedo, más quiero viajar. He hecho terapia y no hay caso. La psicóloga me dijo que mejor, porque hay gente que no viaja por ese miedo, que se paraliza y no hay forma. Te daría risa, soy patética. No como, vomito todo el tiempo, viajo empastillada, llego hecha una zombie, pero sigo y sigo. Ojalá la vida me hubiese permitido viajar de adolescente, hoy mi presente sería otro. Pero soy agradecida de hacerlo ahora y poder sembrar la semilla en mis hijos, que ya son viajeros frecuentes y almas curiosas por más.
    La semana pasada mi marido estaba sentado con un albañil haciendo planos para un quincho. Cuando se fue le dije “yo no quiero quincho, quiero seguir viajando”. De hecho quiero vender la casa, que cumplió un ciclo y seguir volando y conociendo.
    En una semana me voy por “trabajo” a NY. Es la cuarta vez que puedo ir. No puedo más de la emoción.
    Londres es mi gran pendiente. Sucumbí a Roma y a toda Italia. Volvería todos los años si pudiera…

    1. Qué tremendo lo del miedo a volar. Te leía e imaginaba ese gusto agridulce de tener que subirte a un avión y padecer para poder llegar a un destino y disfrutar. Por suerte te podés empastillar (!) aunque es un paliativo ya que el miedo sigue estando. A mi me pasa hace unos años ya que no disfruto los vuelos; no tengo miedo pero no me gustan. Cuando pongo el mapa para ver por dónde estamos y aparece un océano, me quiero matar. Diego ronca y descansa vaya a saber cómo pero yo me veo 6 películas y sufro con cada sacudón.

      Vos tenés como pendiente a Londres y yo tengo a Nueva York. Ya llegará el momento.
      ¡Buen viaje!

  2. Que linda es Londres! Fui el año x primera vez como autoregalo de cumple (los cumplí alla). Me encantó! Soy muy burguesa a la hora de pensar cómo viajar y donde quedarme y lo hice con vuelo directo y lindo hotel en el centro jaja. Estaba en Piccadilly Circus, pero en la esquina empezaba Chinatown y a 3 cuadras estaba Covent Garden, Regent St estaba a 5 cuadras… era el centro real y lo amé xq estaba cerca de todo y pude ir caminando a casi todos lados.
    Yo recomiendo caminar y que alguien te explique bien cómo funciona la Oyster porque creo que sigo sin saberlo jaja.
    Lo que te pasa a vos con Londres a mi me pasa con NYC. Fui 4 años seguidos y ahora hace como 4 que no voy y la extraño. Volvere pronto porque ahi me siento en casa.
    Te mando un beso = )

    1. Estabas alojada en una excelente ubicación, ideal para cualquier turista que tenga ganas de conocer caminando y aprovechar cada rincón. Y además cumpliste años allá… ¡regalazo!
      La Oyster no es complicada pero me mareo un poco ni bien llego y tengo que hacer la carga porque hay como paquetes según los días que te quedaste y de hecho expiran el día que uno marca. Igualmente se deja usar y lo bueno es que el subte de Londres te lleva a todos lados y conecta fácilmente entre todas sus líneas
      Como le comentaba a María Paula arriba, Nueva York es un gran pendiente. Todos me dicen que te vuela la peluca pero siempre pienso que Londres ya lo hizo entonces, ¿puede haber algo mejor?
      Besos!

  3. Según mi marido, Europa le pasa el trapo mal a USA. Yo pienso que un poco de razón tiene, pero hay lugares de USA que no podés dejar de conocer. Si vas a NY es casi inentendible que no aproveches a conocer Boston, Washington DC, Filadelfia. Yo como tengo la suerte de tener a mi mejor amiga viviendo en Stamford pude en cada viaje combinar NY con algo distinto y así conocer lugares no tan turísticos (aparte de las ciudades que te nombré antes) como Newport, Providence, Salem, todo el Cape Cod y Martha´s Vineyard. Ojalá uno pudiera tener el dinero para ir un año acá y otro allá sin preocuparse. Mi gran pendiente de USA es Nueva Orleans, nunca pude combinarla con otro viaje. El día que vayas a NY no te olvides de mí, con gusto te ayudo. Armé 2 viajes para unas amigas mejor que una agencia y estoy armando el tercero, super personalizados. Tengo archivos con todo clasificado, separado por categorías, itinerarios, etc.

    1. Te juro que cuando viaje a NYC te voy a escribir porque además de que se nota que tenés toda la data, también sos una apasionada y eso siempre suma. Igualmente coincido con tu marido porque para mí también Europa le pasa el trapo a Estados Unidos.
      Beso!

  4. A mi no me gusta volver a los lugares que ya he visitado. Prefiero conocer algo nuevo aunque……. hay dos ciudades a cuales siempre vuelvo con ganas: Río de Janeiro y NYC. En las dos me enamoré x vida.
    De hecho NYC conocí bastante a pie. Fui varias veces y siempre descubro algo nuevo. Tenía suerte de subir todavía a WTC y hace poco a la nueva torre y High Line (me encanto esta conexión del parque con un diseño industrial)
    A Londres fui dos veces, la segunda para estudiar inglés y comparto tu amor por esta ciudad. Viví lejos del centro pero en casa de mis familiares o amigos así que tbn tenía q usar Oyster

    1. Coincido con vos en el amor por Londres y en lo genial que es conocer una ciudad a pie, quizás la mejor forma (y de paso uno se mete de lleno en la vibra del lugar). No comparto el no volver a lugares ya visitados pero sólo porque siento que a veces esos lugares tienen mucho más para ofrecer y descubrir. De hecho así me pasa con Londres y quizás ahora también con Madrid, ciudad que me gustaría visitar cada mes si fuera posible ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *